Menú Cerrar
MONIS: Bator; Dani G; Kiro

El Clan está compuesto por los Rovers, chicos y chicas de 17 a 21 años, con más libertades, pero por supuesto más responsabilidades, que el resto de los participantes del grupo.

Desde el Kraal se trabaja con el Clan para que aprendan a tener mucha más responsabilidad y se les hace ver que todo tiene un esfuerzo y posteriormente una recompensa. Sobre todo se les intenta enseñar que son sus propias ganas las que marcan sus actividades.

Llegan pocos desde la Red porque las alternativas de fuera les hace tomar una decisión, y esta decisión les afecta a su futuro como posibles monitores. Se intenta compaginar las actividades para no obstaculizar su tiempo de ocio fuera del grupo. Aunque sean pocos, es cierto que si se quedan es porque tienen ganas y son un gran potencial a tener en cuenta.


EL OBJETIVO PRINCIPAL DE UN ROVER ES EL SERVICIO A LA SOCIEDAD.

Se les educa para formar ciudadanos del mundo enfocados a valores de concienciación social, respeto y pensamiento autónomo y crítico. Se trabaja con ellos con actividades relacionadas con la auto-formación como personas que forman parte de la sociedad.

Se les explica diferentes caminos que pueden ir tomando una persona en su vida, así como la importancia del camino que se toma, eso hace que tomen conciencia de sus propios actos y empiecen a hacer auto-crítica.


LA EMPRESA

La actividad principal del Clan. Es un proyecto grande con unos objetivos relacionados con los valores que se les intenta inculcar. Es una actividad que depende de los propios Rovers, el monitor es sólo una figura de apoyo. Es muy importante que la empresa sea motivadora, ya que los Rovers se interesarán por llevarla a su fin, lo que afectará a sus ganas de seguir viniendo al grupo.


¿Por qué nos llamamos «Clan Seattle»?

 Al igual que una tribu india debemos trabajar unidos y en consonancia para ver realizadas todas nuestras metas.


¿Cuál es nuestro color?

El Rojo.


Cada vez que nos despedimos de la actividad o de una asamblea, los Scouters de Clan gritamos: ¡CLAN SEATTLE!, a lo que los Rovers responden con un fuerte ¡SIEMPRE ADELANTE!